domingo, 17 de noviembre de 2019

¿Tiene algún sentido hacerse preguntas?

El ser humano es curioso por naturaleza, siempre haciéndose preguntas, a veces hallando la respuesta en escasos segundos, en otras muchas más ocasiones, dedicando más tiempo para obtener la solución, y existen veces en las que simplemente hay que resignarse, porque sencillamente, hay preguntas que no tienen su correspondiente respuesta.

En mi opinión buscar respuesta a las diferentes incógnitas de nuestra existencia es una de las formas que tenemos de rellenar este espacio entre el nacimiento y la muerte que nos ayuda a evolucionar de una forma, no biológica, sino que hemos llegado al punto de que sea cultural.

El ser humano es tan complejo que no nos limitamos a aprender y saber solo para solucionar nuestras necesidades, también tenemos una actitud especulativa frente a dudas tal vez más irrelevantes porque queremos saciar nuestra infinita curiosidad, queremos rebosar conocimiento.

La curiosidad ha tenido un papel demasiado crucial en nuestra existencia, pues se ha convertido en un elemento imprescindible para nuestra evolución, y cada vez que logramos encontrar la respuesta a alguna pregunta es cuando podemos seguir avanzando y buscar nuevos desafíos. Hacernos preguntas pueden llevarnos a lograr una respuesta, que normalmente nos hace mejorar como individuos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tiene algún sentido hacerse preguntas?

El ser humano es curioso por naturaleza, siempre haciéndose preguntas, a veces hallando la respuesta en escasos segundos, en otras muchas má...